Consejos para una calibración profesional

El pH es un parámetro increíblemente importante que se mide en casi todas las aplicaciones de calidad y control del agua. Desempeña un papel en el sabor (ácido = fresco, neutro = suave, y alcalino = no comestible) y en la conservación de los alimentos. En el muestreo y monitoreo ambiental, los valores de pH altos o bajos pueden ser indicativos de contaminación. En el tratamiento de aguas residuales, en biotecnología, el pH debe vigilarse estrechamente. Estas son sólo algunas de las muchas aplicaciones en las que un medidor de pH es una herramienta imprescindible.

Soluciones calibración para medidores de pH y EC

Cuando vamos a medir queremos obtener los mejores datos, pero para obtener buenos datos de pH necesita calibrar bien y calibrar con frecuencia.

¿Cuándo es necesaria la calibración?

La calibración del electrodo es necesaria para asegurar la veracidad de los datos obtenidos por lo que es necesaria una calibración frecuente.

La frecuencia de calibración depende del uso que estemos dando, algunas aplicaciones requieren calibración diaria, mientras que otras pueden requerir sólo calibración semanal o mensual. Se recomienda una calibración más frecuente al medir en soluciones fuertemente contaminadas, de iones bajos, fuertemente ácidas y de alta temperatura.

OK, entonces sabemos que debemos calibrar, pero por alguna razón su sonda de pH no está calibrando, hay varias cosas que debe comprobar si está experimentando problemas de calibración con su medidor pH.

Edad y estado del electrodo
La vida media de un electrodo es de año y medio y ya que su papel es vital en la lectura del pH debemos procurar mantenerlo en las mejores condiciones posibles. Usar solución de almacenamiento de electrodos para mantenerlo bien hidratado prolongará su conservación y no use nunca agua destilada ya que puede afectar al buen funcionamiento.

Use soluciones adecuadas
Al realizar una calibración de pH es importante que se utilicen los soluciones adecuadas.
Por ejemplo, si vamos a medir una muesrta con una valor por encima de 10 y sólo calibramos el medidor de pH con una solución tampón de pH 7.01, es posible que la lectura no sea precisa. Recuerde calibrar siempre en el punto más cercano al que va a medir.

También se deben verificar las fechas de caducidad de las soluciones y el tiempo que llevan abiertos. Algunos tampones, como el tampón pH 10, expiran mucho antes que las fechas de caducidad una vez abiertos. Esto sucede porque el dióxido de carbono se disuelve en el búfer con el tiempo, lo que lleva a la acumulación de ácido carbónico, lo que reduce el pH del búfer.

Existen una gran cantidad de soluciones de calibración aparte de las de pH 4 y pH 7 que se utilizan para calibrar la mayoría de las medidores.

Lea el manual de instrucciones
Aunque en general los métodos de calibración de los medidores son semejantes entre unos y otros es conveniente leer las instrucciones del medidor que vamos a calibrar para conocer bien el equipo y sus especificaciones.