Aplicaciones de los medidores de pH

Los medidores de pH desempeñan una gran función en la vida cotidiana, aunque no sea utilizado habitualmente por cualquier persona o el público en general. Hace unos años los medidores de pH no estaban disponibles tan fácilmente, pero hoy en día gracias a los nuevos avances  existen una gran variedad y se han adaptado a cada necesidad. Estos instrumentos ahora se utilizan para probar el suelo, el agua, los aparatos de comidas, los poros y la piel y más, por aficionados y profesionales por igual. La medición del pH está tan extendida que casi todas las pequeñas cosas que utilizamos regularmente fueron examinadas para determinar el pH a un nivel: el champú y el jabón utilizados para mantener nuestros cuerpos limpios, el agua utilizada para bañarse y cepillarse los dientes, las bebidas para saciar nuestra sed, los alimentos que comemos, los medicamentos que tomamos, por nombrar algunos. Los valores medidos con un medidor de pH influyen adicionalmente en la eficacia de los desinfectantes en el agua.

Medidor pH sobremesa ADWA

Los cambios en el pH afectan a la naturaleza química de las sustancias, y las mediciones correctas son a menudo esenciales en las industrias correspondientes a la agricultura, la alimentación y la farmacia. El pH-metro funciona midiendo la diferencia de potencial entre el electrodo de referencia conocido y el electrodo de medición del pH. Dado que los valores de pH se ven afectados por la temperatura (basada en la ecuación de Nernst), la compensación de temperatura es una característica crucial de cualquier medidor de pH para asegurar una medición correcta del pH.

Recuerde que las altas temperaturas, los niveles excesivos de pH, los bulbos deshidratados, la manipulación brusca y el almacenamiento inadecuado pueden afectar a la longevidad de un electrodo de pH.