Evitar errores al medir el cloro con un checker de Hanna

Los usuarios de los medidores de cloro Checker de HANNA en restaurantes, hoteles, residencias o en cualquier lugar donde sea necesario medir las cantidad de cloro, deben seguir unas pautas para obtener resultados precisos y fiables.

Siguiendo las instrucciones y consejos que encontrará más abajo, al uso del medidor de cloro Checker de HANNA seguro que obtendrás los resultados más precisos y ahorrará tiempo y dinero.

Mentener limpias las cubetas
Los Checker de Hanna son pequeños fotómetros que usan una luz LED en el interior para medir de luz a través de las cubetas lo que significa que es imprescindible que la luz no se vea obstaculizada por huellas de dedos, arañazos, suciedad o burbujas de aire en las cubetas de su medidor. Para limpiar las cubetas lo mejor es utilizar un paño limpio de microfibra. Las cubetas deben estar libres de posibles contaminantes antes de realizar una nueva prueba. Enjuagarlas con agua corriente puede dejar residuos después de la prueba, por lo que es recomendable usar agua destilada. Las cubetas también se deben secar completamente al aire después del enjuague para evitar cualquier dilución no deseada de la muestra al realizar la siguiente prueba.

Consejo : Para eliminar las burbujas de aire que puedan quedar en las cubeta, golpeamos o agitamos suavemente hasta que desaparezca.

Colocar las cubetas siempre en la misma posición
Cuando se usa un Checker es importante que la longitud de la trayectoria óptica sea siempre la misma para asegurar lecturas consistentes y precisas cada vez. Para evitar esto coloque una pequeña marca en la tapa o parte superior del vidrio para ayudar a indexar la posición de la cubeta en el dispositivo.

No dejer las cubetas con reactivos en el interior
Si las cubetas se quedan con la muestra con reactivos dentro de la cubeta por muchas horas terminará manchando la cubeta, lo que afectará al paso de la luz a través de esta y alterando la lectura y resultado. vacíe Siempre y enjuague las cubetas después de cada prueba.

Arreglo: Siempre vacíe y enjuague las cubetas con agua destilada (desionizada) después de la prueba. Cuando coloque las cubetas de nuevo en el estuche, deje las tapas cerradas.

 

Verificar la fecha de caducidad de los reactivos
Si usa unos reactivos de cloro caducados puede obtener lecturas erróneas. Si toma la costumbre de mirar la fecha de caducidad de los reactivos antes de cada prueba evitará cualquier problema, además almacene los reactivos en un lugar fresco y seco evitando cambios de temperatura y humedad extremos.

Cerrar bien la tapa del Medidor de Cloro
La medición se realiza con luz y cualquier otra fuente de luz que penetre al medidor desde fuera puede hacer variar la lectura final. Verifica que la tapa cierra completamente al presionar hacia abajo y que no entra luz de fuera en las cubetas.

Usar los reactivos en polvo de manera adecuada
Al cortar el sobre a lo largo de la esquina inferior derecha hacia la parte superior izquierda, se creará un embudo para facilitar el vertido del reactivo en la cubeta. Es importante no derramar reactivo ya que obtendrá un resultado más preciso en su medición. Antes de cortar el paquete, puede golpearlo suavemente para conseguir que no quede reactivo atascado en la esquina que va a cortar. A continuación con las tijeras corte por la línea de puntos.

Cubetas limpias para medidor de cloro Checker de HANNA
Actualizado: enero 21, 2020 — 5:27 pm